Asesino.

He presenciado cosas horribles, pero aquella vista de figuras humanoides hechas con sangre en la pared es la más impactante de todas.

Corrí hacia la entrada de la casa, no se porque había elegido ir a entregar algo que no estaba relacionado conmigo, mi amabilidad me traía desgracia de nuevo. Baje las escaleras de dos en dos, deseando que el camino hacia la salida de ese oscuro lugar no fuera tan lejos. Crucé la sala de estar corriendo, llegando al lobby, solo para descubrir el cadáver de Andres en la puerta de entrada, con una estaca en el estómago y clavos en los ojos y dentro de la boca. Al ver sus órganos internos brotando de la herida en el abdomen y el humor vítreo mezclado con sangre salir de sus ojos, vomité. ¿Quién pudo haber echo eso en tan solo minutos que llevaba dentro de la casa?

Abrí la puerta quitando su cuerpo y corriendo de prisa. Los terrenos de la casa (casi 40 hectáreas) estaban descuidados, con pozos y monte por doquier. Corrí hacia el auto, esperaba que María estuviera bien. Lloraba sin darme cuenta porque mis lágrimas se secaban rápidamente mientras corría. Cuando por fin llegue al auto, se me detuvo el corazón… Estaban las luces encendidas, pero los cristales tenían el color rojizo de la sangre. Me acerque a ver si mis ojos me engañaban. Cuando vi que el líquido se deslizaba por el cristal lo supe, estaba solo, en una finca alejada de toda ayuda posible con un maníaco. Cuando me dispuse a darme la vuelta, oí un ruido, me giré sobre mi mismo y lo último que vi fue una sombra sobre mí.

Me desperté en un lugar oscuro y hediondo a putrefacción, con un dolor en las extremidades indescriptible, me punzaban, sentía mi carne haciéndose pedazos, pero no podía moverme, el dolor aumentaba. Una voz me aclaró el motivo de mi dolor:

-Alambre de púas -dijo con frialdad- amarrado a tus brazos y piernas, ¿Sientes dolor en el pecho? 5 clavos de 5 pulgadas, sangras como una fuente.

Podía sentir el calor de mi propia sangre correr por todo mi cuerpo. Cuando iba a gritar solo un sonido mudo y languidecido salio de mi. Cosieron mis labios.

-Buenas noches caballero -dijo la voz- espero duerma bien.

Escuche una puerta tras de mi abrirse y cerrarse. Luche contra mis ataduras, pero el dolor era insoportable. No podía respirar bien, seguramente alguno de los clavos perforó uno de mi pulmones. Luego de un rato, sentí la sangre dejar de fluir tanto, quizás me quedaba poca o quizás los mismos clavos tapaban el agujero. Decidí no morir así, luche contra el alambre, poco a poco deslizándome, o mejor dicho, dejando pedazos de mi piel enganchados. Cuando me libere los brazos, fui por las piernas. Escuché como mi carne se desgarraba de mis huesos, atrapada en aquel tejido mortal.

Caí al suelo, con los clavos aún en el pecho, algunos se incrustaron más, causando un ardor terrible. Me levante como pude y camine hacia donde sentía que estaba la puerta, la abrí. Me sorprendió ver una habitación lujosa, con papel tapiz de diseños, una fogata, varios muebles y una gran mesa central iluminada, con lo que parecían ser jarras con algo dentro, me acerque, necesitaba en que apoyarme. Deje de caminar cuando vi que dentro de las jarras habían partes humanas, dedos, ojos, orejas, órganos que no distinguí. Cosas espeluznantes.

-¿Miedo? Pronto acabará.

Me giré y vi a un hombre alto, con pelo negro, traje elegante y blanco con pequeñas manchas de sangre. Tenía un arma que me apuntaba.

-¿Disfrutaste las púas?. Da igual, mejor te hubieras quedado ahí.

Solo oí el disparo y caí al suelo. Así es como vi morir a dos amigos, me torturaron y me mataron.

Anuncios
  1. #1 por diegoxter el abril 19, 2011 - 1:31 am

    Me gusta como quedo, no tenía una idea fija, pero logre plasmar una historia, veré si con el tiempo mejoro este tipo de narración, siempre me ha atraído.

  2. #2 por Carmen el abril 19, 2011 - 2:06 am

    También me gustó como te quedó. Una historia al aire, sin introducción ni nada… como si de verdad hubiera sucedido: andas normal por ahí haciendo favores y viene un maniático y te tortura y mata. Fácilmente pude imaginarme la situación del protagonista, y en alguna parte me dio algo de grima jaja. Para mí “el narrador protagonista” me parece complicado, pero a ti te va bien 🙂 yo prefiero el omnisciente, para mi! … Te seguiré leyendo, me gusta ❤

  3. #3 por Mary Vivas el abril 19, 2011 - 7:13 pm

    Una Buena Historia, Con Tal Que No Te Den Ganas De Vomitar Los Ojos y Los Organos
    Que No Distinguias Ni Sientas El Verdadero Dolor De Dejar Tu Piel Enganchada Aunque Sentirla Sin Ser Real Es Escribir Con EL Corazon Pero Bueno….!! xD Esta Bien Te Felicitoo Besos!

  4. #4 por Bibiana Faulkner el abril 19, 2011 - 8:53 pm

    Mucho contenido, poco espacio. O a lo mejor era tanto que trataste de comprimirlo cuanto pudiste.
    Tuve que regresar un poco porque me perdí dos veces. Tal vez faltó estructura y cadencia.

    • #5 por diegoxter el abril 19, 2011 - 9:01 pm

      No vale, lo separaré en partes, con suerte, iré explicando el porque y los responsables de los asesinatos.

Comentáme puejj

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: