La chica en la vía

Al principio me dio miedo, ahora me da risa. Espero les cause el mismo efecto a ustedes.

La cuestión es esta: Estaba con mi mejor amigo en un viaje largo hacia… Bueno, ya ni recuerdo, solo se que el viaje de por si fue terrible.  Me habían advertido que la vía estaría peligrosa, no solo por la delincuencia, sino también por varias curvas que, si uno no conocía el lugar, podían causar más de un inconveniente.

Al principio todo fue bien, teníamos la luz del sol que nos indicara como debíamos ir por la carretera. Pasaron las horas y llego la tarde, debido a varios desvíos (gracias al mal estado del asfalto), llegaron a nosotros los primeros signos de la oscuridad de la noche. Créanme, aún yéndonos por zonas con menos deterioro, el camino parecía haber sido golpeado con un martillo hidráulico en toda su extensión. Nos detuvimos en una gasolinera para buscar algo de comer y llenar el tanque del auto (y bajar el nuestro propio).Por fin la luna asomaba en el cielo en su punto más alto. La media noche, me apuntaba mi reloj. Y ahí, justo en medio de la vía, la vimos: Una muchacha joven, de unos veinti tantos, con magulladuras en el rostro y los brazos (del tipo que causan los golpes) y con una herida en el cuello que se veía muy fea para ser superficial. ¿Cómo la detalle? Nos frenamos, por supuesto, una muchacha a esas horas de la noche en ese lugar era cosa preocupante. Le preguntamos que hacía allí, parecía desorientada, hablaba titubeando, como si no estuviera segura de sus respuestas. Al parecer un secuestrador la había llevado hasta allá, la había violado y dejado allí, en medio de la nada. Mi amigo y yo nos miramos el uno al otro, con la misma expresión de desprecio que se tiene cuando cuentan algo sobre Hitler o Stalin, el odio hacia esas bajezas de la humanidad. Le dijimos que se subiera, que la ayudaríamos con lo que pudiéramos cuando llegáramos a algún lugar. Asustada subió al auto, y emprendimos vía otra vez.

Hablamos de varias cosas dentro del auto, de su pasado, de su familia, de sus amigos y conocidos. Evitamos tocar el tema de su violación, aunque por como ella se expresaba, parecía que estaría dispuesta a hablar de todo, incluyendo cosas personales. Al rato, me pregunto la hora. Las una y media de la madrugada le respondí. Ella susurró algo, algo parecido a “Ya casi se cumple”. La intriga de mi amigo y yo surgió cuando al rato, en un tono desesperado, pregunto de nuevo la hora. Eran las dos de la mañana, le informe, acto seguido dijo con un tono un poco más desesperado “Falta poco”. Le preguntamos para que faltaba poco, pero miro a la ventana y nos ignoro. Con el trauma que había vivido, no quisimos presionarla, aunque estábamos tensos mi amigo y yo, ella sonaba como si en verdad fuera a suceder algo. Faltando unos kilómetros para llegar a un pueblo, nos pidió que nos frenaramos y que la acompañaramos, casi gritándolo dentro del auto, con lo que mi amigo y yo nos asustamos, pensamos que ella nos iba a llevar hacia una de esas emboscadas que montan los secuestradores, pero se puso tan histérica que no tuvimos otra opción que bajarnos y seguirla, mi amigo se llevo un arma que tenía en la guantera por si acaso. La seguimos por un terreno vacío durante varios minutos, con una distancia considerable de por medio, mientras le hacíamos preguntas ella solo respondía con un “Vengan y verán, falta poco” muy agitado y casi gritado. Por fin llegamos a lo que parecía las ruinas de una casa, entramos con ella, parecía saber adonde iba, y finalmente nos llevo a una habitación. El olor era horrible, pero soportable, ella nos pedía que no la dejáramos, finalmente llego a un montón de trapos que estaban sobre algo y lo destapó: Era un cadáver.

Mi amigo y yo nos sorprendimos, ella solo se quedó arrodillada ante el cuerpo, viéndolo como si fuera lo más normal del mundo. Nos pidió la hora. Eran las 2:45 am. Ella dijo:

– Fue hace un año. -casi susurrando- Si, todo un año.

-¿Un año de qué? -Le pregunto mi amigo- ¿Por qué sabes que esto estaba acá?

-Porque…-dijo ella muy bajo, casi ni se oyó. Parecía a punto de llorar- Porque…

-¿Porque qué? -Le dije, el impacto de ver el cadáver apenas me dejo para decir eso- ¿De quién es ese cuerpo?

-Es mío… Hace un año… Me morí… -dijo llorando- Estoy muerta… Me violaron y mataron… Todo hace un año…

Mi amigo y yo nos miramos el uno al otro, ambos teníamos la sensación que algo malo iba a ocurrir. Miramos de nuevo a la chica y esta volteo, su cara parecía demacrada, su piel de una palidez espectral paso al verde amarillento de la putrefacción y sus ojos, antes blancos como perlas con un centro oscuro, se tornaron completamente negros, sin fondo.

-¿Me acompañan?

Se acerco a nosotros casi sin caminar, levitando, volando y atrayéndonos hacia lo que sería una muerte segura. Corrimos. No supimos hacia donde, solo corrimos. No miramos hacía atrás, simplemente olvidamos que teníamos ojos y dejamos que la adrenalina fluyera. Al fin llegamos al auto, subimos y nos fuimos, con la sensación que el espectro aún estaba tras nosotros, incluso cuando por fin llegamos a un pueblo cercano.

Pasamos la noche en el auto, no teníamos dinero para nada. Al amanecer, fuimos a un local a desayunar, no supimos porque, contamos la historia. Todos nos miraron como si no fuera cosa nueva.

La chica fue violada y asesinada, no era nada nuevo, pero su fantasma aún busca lo que no tuvo en vida, alguien que la acompañara. Al parecer, la chica siempre fue solitaria, le gustaba encerrarse en el día y salir de noche. En uno de esos paseos le paso lo que le paso. Aún busca quien la acompañe, así sea hacia al más allá.

¿Por qué me da risa? Es sorprendente lo que hace la gente para no estar sola, ¡incluso los fantasmas les gusta tener compañía!

Ya saben, tal vez los espantos no sean malos, tal vez solo quieren que alguien los acompañe en el más allá. Eso si, no se dejan llevar antes de tiempo…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Comentáme puejj

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: