Archivos para 30 agosto 2011

Despedida

Hola.
Esta es, según lo veo, mi carta de despedida.
Esperaba la vida fuera más larga, esperaba las cosas fueran menos complicadas. Me equivoqué.
Olvidé lo que era sonreír, olvidé lo que era llorar, Olvidé muchas cosas.
No, no dejé de sentir, solamente comencé a hacerlo de manera distinta. De una manera que no entiendo.
Me voy del mundo, si es que al mundo realmente le importa, no lo sé, mi existencia se volvió aún más pequeña en estos últimos días.
Las cosas han llegado a complicarse de sobremanera, lo que ven mis ojos es lo que no entiende mi mente, lo que sufre mi corazón es lo que me nubla los sentidos.
Estoy divagando, olvido que me estoy despidiendo. Quiero hacerlo, quiero irme. Fundirme en ese misterio al que llamamos “no estar”.

¿La razón? Ella.
En ella encontré el por siempre, aunque se que nada dura más que el tiempo mismo, con ella encontré el elixir de la vida eterna, en su dulzura se me fueron los segundos, los minutos y las horas.
Se me fueron las razones para sonreír, sin ella, nada de lo que hago tiene valor, nada de lo que siento tiene sentido. Sin ella, nada de lo que recuerdo realmente paso.
Cambio mis sentidos, los volvió suyos, ella, llegó callada y sin mirarme, y cuando me miró me hizo olvidar lo que era sentir, si no estaba causado por ella y su mirada.
Las cosas que digo pierden sentido, me volví adicto y que puedo decir, volver será difícil, y se que parte de mi se irá cuando ella ya no esté, despídanse de mi mientras aún “existo”.
Ella se irá, el tiempo me dirá si la volveré a ver, el tiempo tan juguetón como los conocemos jugará con nosotros. Es mentira decir que todo es fácil sabiendo que el sol se apagará. Continuaré, pase lo que pase.
Me iré, me iré para volver el día que la vuelva a ver, me despido, dejaré mis penas para mi verdugo, la distancia.
Adiós.

Deja un comentario

Escritorio de… ¿Que mes es?

Eeeh… ¿En que mes estamos? Ese es el problema de las vacaciones: ¡Se llevan la noción del tiempo!

De todas formas, he acá algunos screenshots de mi escritorio 😀

Konsole (Adentro alsi) y Goggles Music Manager, abajo AWN con DockbarX

Ando en un proceso de redescubrimiento musical (si, porque cualquiera cae que soy un conservador…) Este primer screen lo demuestra, los FF, Gorillaz y Megadeth, todos juntos por obra y gracia del Espíritu Santo.

AWN y una GRAN canción de una GRAN banda.

Se explica sola ¿no? Esa canción es brutal :’)

Opera mostrando el blog que tanto te gusta.

Todo esto en openbox 3.5 (o algo así). Razor-qt aún lo estoy arregando 😀

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

El pasillo.

Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo está todo?.

Espero bien, para todos ustedes…

Yo acá les vengo con algo así como una anécdota. Esto paso no hace mucho, y de verdad, espero no vuelva a pasar. No es algo que me haya impactado mucho, pero no lo hizo más que nada porque no le preste mucha atención al momento. Ahora que se repiten las circunstancias, me persigue el recuerdo.

Pasillo desde el baño a la cocina (iluminado con una lámpara)

La cosa fue así: Hace un tiempo, mi hermana estaba en esta casa, con mi mamá y yo. Se trajo además a su novio y a su hijo, una gran banda pues. Como el niño necesitaba un cuarto, le dieron el pequeño, mi mamá se quedo en el suyo y mi hermana y mi cuñado necesitaban privacidad, por lo que tomaron el mío. Yo, como buen samaritano (obligado, pero bueno al fin y al cabo) me pase a la sala, donde pusieron mi televisor, mi cama y la computadora. Tan cobarde que soy, tenía una lámpara prendida en todo momento, hasta justo antes de dormir. En una de esas noches, necesitaba ir al baño, que queda después de un pasillo. Fui y prendi la luz del pasillo, hice lo que tenía que hacer y regrese, sin apagar la luz del pasillo. Busqué agua en la cocina (prendiendo la luz) y anteponiéndome a la idea que antes de dormir tenía que bajar ese líquido. paso un rato y fui de nuevo al baño, con un hambre nada natural (estaba acostumbrado a tener un snack a esas horas, la cocina me quedaba cerca después de todo) que fuí a saciar. Descuidado como soy, no apague la luz del pasillo. Fui, me preparé un cereal y regresé a la sala a comérmelo. El perro sin embargo, parecía  distanciado, no se movía de donde estaba. A veces se quedaba un rato viendo hacía el pasillo, como si algo le llamara la atención. Cuando terminé y estaba listo para dormir, llevé el plato a la cocina. apagué la luz y me detuve en seco… La luz del pasillo estaba apagada… No había escuchado ninguna puerta abrirse, no había sentido a nadie moverse en el pasillo, el perro no se había alterado como siempre lo hace cuando alguien abre una puerta… Total, no presté atención y me dormí.

Pasillo desde la cocina al baño. (Esa luz es la que se apago)

Ahora que se fueron mi hermana y compañía y que vive una inquilina con nosotros, mi cuarto nuevo (el que solía ser de mi sobrino) lo están arreglando, la inquilina esta en el que solía ser el cuarto de mi hermana y la computadora está en la sala. De vez en cuando dejo las luces encendidas, pero con las preguntas aún en mi mente: ¿Qué veía el perro en el pasillo solitario? ¿Por qué andaba tan retraído? ¿Quién  apagó la luz aquella vez?

2 comentarios

Me falto una taza de café para escribir esto.

Hola.

Hoy me siento regular.

Les podría comentar como el cielo paso de azul a gris, pero eso sería molestarlos.

Comencemos de nuevo. Hola.

El cielo esta gris, no es cosa de todos los días, no es cosa del clima ni cosa de la hora.

Es cosa mía, estoy seguro.

Hoy siento que me apuñalaron en la espalda.

Hoy siento que las sonrisas eran falsas.

Hoy me siento equivocado del todo.

Mañana no sé.

Mañana seguro estaré de buen humor.

Mañana seguro me piden perdón.

Ayer las cosas no eran así.

Ayer todo era más simple.

Ayer podía sonreír.

Hace minutos me quitaron la sonrisa, que triste suerte de golpe súbito.

La familia es una mentira, lo certifico.

La mentira, no importa los motivos, es dolorosa, lo ratifico.

Estoy desahogándome, lo sé, pido perdón.

No es lo mío ser condescendiente, tampoco lo es llorar por las heridas.

No, hoy no pienso cambiar, pero si que pienso dudar un poco.

Me dijeron que los ignore, que ya no son mi familia.

Tomaré esas palabras como consejos, tomaré nota.

Ya olvide el punto, creo estar mejor.

Esto lo hago, diré una vez más, para desahogarme.

Extrañaré las risas, extrañare el calor.

La extrañaré a ella por las noches, aunque de día sigue siendo mía no será lo mismo.

Extrañaré, valga la redundancia, a ellos, los que no son lo que eran.

Acabo de leer todo esto, esta desordenado, son ideas vagas de un sentimiento doloroso

. Mejor así ¿Verdad? Mejor que se vaya la tristeza en lagunas mentales que a que se estanque en un pozo en mi corazón.

Hoy les prometo que los veré a la cara como si nada, pero tampoco fingiré mi sonrisa, seré frío, evitándome la mentira.

Chao.

Deja un comentario